Translate

diumenge, 18 d’octubre de 2015

MYKONOS



Dejamos la Isla de Siros en las primeras horas de la mañana, bajo un cielo nublado que amenazaba cambios y los primeros vientos del Sr. Meltemi soplando y aumentando a medida que nos acercábamos a Mykonos. Así que por segunda vez navegamos empujados por sus caprichosas rachas de vientos venidos del NE que variaban según estábamos a resguardo de alguna isla o en medio de un canal entre islas. Por esta vez no superó los 20 nudos de viento pues solo era el comienzo.
El parte anunciaba al menos tres días de fuertes vientos así que fuimos directos a puerto para dejar al Yin a buen recaudo y poder visitar la tan famosa Isla Mykonos. 





…la ciudad que aún posee su belleza original con sus suelos pintados sus calles estrechas y sus innumerables iglesias, resultó un decorado para el turista repleto de tiendas de todo tipo, bares y restaurantes que distorsionan la imagen verdadera. Eso sumado a la incalculable cantidad de gente que recorren estas estrechas calles llegados en Ferris, viajes organizados o por cuenta propia da lugar a una masa compacta que lo invade todo. En Agosto aquello puede ser un verdadero caos.






Para sacar algunas de estas fotos con las calles un poco despejadas fueron necesarios muchos intentos y salirnos un poco de los recorridos más comunes.





Luego está la parte económica, mucho de los precios de cosas que ya conocemos aquí aumentan sensiblemente. Incluso las gente autóctona resulta a primera vista menos sociable y más interesada. Podríamos explicarlo con algunos ejemplos pero se haría poco largo. Te sientes un poco como una moneda que rueda por allí, a punto de ser atrapada.

 Las vistas más vendidas de esta pequeña ciudad son sus molinos, la pequeña Venecia que de ello tiene poco y sus suelos decorados, así que aquí va otra versión de lo mismo.



"Pequeña Venecia"




Por primera vez no sentimos la necesidad de sacar las bicis o buscar como recorrer parte de la isla en transporte público, a pesar de que la estancia se alargó casi una semana a consecuencia del Meltemi que llegó con mucha fuerza y sin prisas para marchar. Debía ser su despedida pues estábamos a comienzo de Octubre, su último mes. Durante tres días el ruido producido por el viento era tal, que nuestro generador eólico que ya es un tanto ruidoso no se escuchaba en absoluto. Los días restantes durante la noche el viento disminuía un poco y las rachas no eran tan fuertes.


puerto "nuevo"

El puerto resultó una buena protección a medias. Aunque Niko, el “marinero” del puerto hacía atracar todos los barcos de manera que trabajasen las amarras contra la fuerza del viento y no el ancla, era inevitable el molesto mar de fondo que entraba, sobre todo cuando bajaba la intensidad del viento. Además estaba el oleaje que producían los Seabus que pasaban cada media hora, desde las siete de la mañana hasta las once de la noche. Solo un día dejaron de salir por mal tiempo.



Tristemente, el Puerto Nuevo es todavía una obra inacabada con el suelo de tierra donde la única parte con cemento son los muelles y la zona donde atracan los ferris. Hasta allí llega algo parecido a un paseo y una calle que de pronto se pierde entre montañas de tierra.

Los Seabus hacen el recorrido del Puerto Nuevo donde estábamos, donde llegan algunos ferris, hasta el viejo puerto de Mikonos a una milla a 2€ por persona. Lo utilizamos un día para ver la entrada a la ciudad por mar…

Vista del puerto viejo reservado para el seabus y las barcas de desembarco de los Ferris

La anécdota agradable fue que volvimos a coincidir con la embarcación “ Frida”, de bandera Suiza que no veíamos desde la Isla de Trizónia en el golfo de Corinto y nos pusieron a su lado. Es un Formosa 51 al que llamamos “el big brother”, pues nuestro Formosa 41 cabe dentro. 


"the big brother"...

Las tasas de puerto para 12 metros de eslora en Octubre y por una semana no superaron los 7€ diarios. No sabemos si aumenta en temporada alta. Agua y electricidad con un consumo controlado, una tarjeta de 10€ es más que suficiente.
Delante del puerto, cruzando la calle hay un minisuper medio bien surtido. Arriba hay un bar con duchas, wifi y consumiciones muy caras. Alquiler de motos que no preguntamos precio y servicio de lavandería a precio variable.


Bar Maistros... todo en uno!


Hicimos un segundo viaje al centro de la ciudad en busca de una mejor impresión; pero solo sirvió para sacar alguna otra foto y poco más. 








tomado de un collage expuesto en el aparador de una tienda

Como el Meltemi comenzaba a dar muestras de debilitamiento, echamos un ojo al parte y buscamos el mejor rumbo para continuar camino al día siguiente…





Next Port Paros…

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada