Translate

dilluns, 9 de novembre de 2015

AMORGÓS

Amorgós es una de las islas más al Este de las Cycladas junto a las pequeñas Kinaros y Levithia. Con su gran bahía Katápola en su lado Oeste se convirtió en candidata de preferencia a nuestra siguiente parada. 
En el pasado lejano sus isleños ganaron reputación como piratas y saboteadores. Actualmente gente cordial y hospitalaria.
Aquí vivió el poeta Simonedes, de ahí el sobrenombre de Simonedes de Amorgós; pero el mayor reclamo de la isla actualmente, además de algunos productos locales, es el Monasterio de Hozoviotissa, casi un milagro arquitectónico que cuelga literalmente de una montaña.
LLegamos a Amorgós con el viento del Norte ya aumentando, lo que nos hizo ceñir alegremente las últimas millas antes de entrar en la bahía. 


ciñendo rumbo a Katápola


Si la forma de la isla tiene cierto parecido a un canguro, nosotros fuimos directamente a la bolsa, un sitio bien protegido.
El puerto público queda entre las dos zonas de atraque de Ferris. Hay conexión de agua y electricidad a un módico precio. En los alrededores hay bares, tabernas, mini-supermercados, panaderías, alquiler de motos, una lavandería y otras ofertas. Es la capital de la isla.


Bahía de katápola vista desde el W

zona de puerto público entre ferris

En una isla alargada, estrecha y montañosa con muchos rincones para visitar, las bicicletas daban para muy poco. La primera opción fue transporte público para visitar el monasterio. 


Monasterio de Hozoviotissa a 300 m sobre el nivel del mar


por la particular dificultad de la construcción también es conocido como el " monasterio de una sola pared"




la iglesia corona la estructura del monasterio

vista desde la terraza de la iglesia



 Icono de la Virgen Maria. Su protección fue el motivo de la construcción del monasterio. Alejado del alcance de vándalos e iconoclastas.

Invitación a licor Fragosikomelo, agua y dulces al final de la visita.

Luego comprendimos que si queríamos ver más y aprovechar más el tiempo la mejor opción era alquilar una moto. Alquiler diario 10 € por una moto 125cc. Llenar el depósito 8 €.
El primer día en moto lo dedicamos a visitar la mitad norte para ver el puerto de Egiali, el segundo en importancia y alguna jora de sus alrededores. 

al fondo isla Nikouria, fondeo de kalotíri.

puerto Egiali visto desde el Norte 

vista general de Tholaria



 Ouzo y buena compañía

particular forma de adornar las calles


El siguiente día visitamos el Sur y a la vuelta la jora de Katápola que resultó más interesante y auténtica de lo que parecía desde la carretera. Realmente nos faltó tiempo para recorrer tranquilamente su laberinto de calles y admirar su incontable cantidad de iglesias. Se hizo de noche y comenzábamos a notar un poco de cansancio.


Bahía Kalotiri, 


Pecio Olympia. Bahía kalotaritissa
La embarcación Olympia fue utilizada durante la filmación de " El Gran Azul" de Luc Besson.



vista general de la Jora









En dos días ya teníamos una visión general de la isla y algunos sitios para repetir. El presupuesto no daba para más así que quedaron marcados como sitios para volver… algún día

Durante estos días el viento no dejó de soplar del Norte e incluso llegó a nublarse alguna vez con cara de invierno lluvioso, lo que nos recordaba que no debíamos alargar mucho la estancia y que debíamos continuar camino a la mínima mejoría meteorológica. Quedaba por delante todo el Dodecaneso y tenemos intención de pasar parte del invierno en Creta.
Al primer parte favorable lo dispusimos todo para navegar y continuar rumbo Este. Nos marchamos sin comprar Fragosikomelo. Un suave licor que se produce en la isla a partir de la fruta de un cactus, miel, hierbas aromáticas, frutos secos, etc… Otra razón para volver.

Next Port Levithia…

Levithia es la isla más al Este antes de llegar al Dodecaneso. Es un paraje natural donde la vegetación no supera el metro de altura y su población las cinco personas. Sus montañas protegen las dos bahías en su lado Sur, dos fondeos perfectos contra casi todos los vientos.




La bahía del Este está ocupada por doce boyas de amarre gestionadas por la misma persona que cuida las cabras, revisa amarras o sirve por la noche en el rústico restaurant que forma parte de su casa. El precio de amarre a las boyas es de 7€ cada dos noches. 




Bajamos a tierra para “explorar” el camino hasta la casa y sus alrededores. Es casi virgen, no hay asfalto, ni aceras, ni cables colgando. Solo caminos de tierra, algunos muros de piedra, un gran rebaño de cabras, un pequeño huerto y unas pocas farolas cerca del embarcadero, alimentadas por paneles solares y que ya no funcionan, tal vez por falta de baterías.
La casa familiar está alejada del mar desde donde es poco visible. Obtienen la energía eléctrica a través de paneles solares, generador eólico y tal vez algún pequeño grupo electrógeno que no vimos. El agua potable no sabemos como llega a la isla.
Para regresar de noche desde la taberna hay que usar linternas y aún así es toda una aventura. Recomendable una linterna potente en noches sin luna llena.



casa familiar y taberna de noche
entrada principal
"pequeño" llavero 
“el tratamiento de residuos... un grave problema en muchas islas”…

El único transporte terrestre visible fue una pequeña moto vieja para ir de la casa al embarcadero y volver.
Una vida austera, casi de supervivencia en medio de la naturaleza, rodeado de “civilización” y lejos de todas partes. 




Nuestra siguiente parada era la entrada en el dodecaneso. La primera isla, Leros o Kalimnos? El viento tomaría esa decisión…


Next Port Islas del Dodecaneso…

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada