Translate

divendres, 10 de juliol de 2015

SATA MARIA DI LEUCA, UNA JOYA DEL PASADO




Nos levantamos muy pronto para salir de Crotone rumbo a Leuca sobre las cinco de la mañana hora local. Si el parte se cumplía tendríamos prácticamente por delante 12 horas a motor… Se cumplió, fue el día internacional del velero a motor!



Amanecer rumbo a  Sta Maria di Leuca


Poco después de salir vimos que estaríamos bien acompañados en este tramo. Teníamos por delante dos veleros y por detrás venían cuatro o cinco. Uno de ellos era el Lohanii, que aunque salió un poco más tarde que nosotros, en pocas horas ya nos adelantaba a buen ritmo de motor.


el Lohanii



 La brisa era suave y el mar de fondo iba y venía, algunas veces acompañado de corriente en contra. El motor a su ritmo.
Ahora vemos tres barcos a nuestra proa. Hay uno que viene en dirección contraria. De pronto, el barco que viene y uno de los que va se empiezan a mover en varias direcciones hasta que llega un momento que parece que ensayan una coreografía de baile. Nos llama la atención y como todavía están un poco lejos le observamos a cortos intervalos de tiempo... El Lohanii, parece que ya está cerca de ellos. Minutos después recibimos su llamada de radio un poco alarmado advirtiéndonos que ambos barcos han ido en su dirección y que al no entender la situación ha aumentado la velocidad y se ha alejado de ellos… todo muy raro. Casi al momento escuchamos una llamada por el canal 16 desde una embarcación que pide ayuda por problemas de motor. Alguien le pide la posición y le dice que avise a la guardia costera; que por lo que hemos podido ver están bastante activos por la zona. La llamada es retransmitida y parece que alguien responde.
La posición que escuchamos es cercana a la nuestra. Continuamos acercándonos y cuando los tenemos al través de nuestro babor aunque parece que vayan muy despacio y a motor, uno de ellos se queda parado y sus tripulantes nos hacen señales sonoras, visiblemente un poco desesperados. El otro barco sigue estando cerca de ellos. Decidimos acercarnos y ellos con un cabo ya en mano nos preguntan donde vamos y nos piden que le remolquemos… ahora mismo no sabemos muy bien en que idioma pero se entendió. No muy lejos se ve una motora grande que viene a gran velocidad en nuestra dirección. Hacemos giros alrededor de los medio náufragos, mientras por la radio escuchamos que alguien explica que la embarcación Yin Yang está con ellos. Nos ven por el AIS.
Comprendemos lo que ocurre y les explicamos que ya viene ayuda para remolcarles… la respuesta fue: “no queremos esa ayuda, queremos ir a Leuca”
Totalmente impactados pensamos que hemos entendido mal. No puede ser que rechaces la ayuda de una embarcación más potente y que acude desde mucha distancia a toda velocidad para ayudarte. 
Entre tanto la embarcación a motor llega a nuestra altura y se prepara para ayudar. Hay mar de fondo incómodo, no vamos sobrados de motor, quedan aún muchas millas y la ayuda apropiada ya está aquí. Decidimos que podemos continuar.







Continuamos observando y no pudimos salir de nuestro asombro cuando en la distancia vimos que no se dejaban remolcar por la motora y esperaban a los veleros siguientes de los que consiguieron que uno de ellos les remolcara.
Días después, no salíamos de nuestro estupor. No es ni correcto, ni ético, ni saludable pedir ayuda a viva voz por radio para luego negarte a ser ayudado y sentarte a escoger quien quieres que te ayude y en qué dirección quieres ir. Si estás realmente en apuros cualquier ayuda es buena y el puerto más próximo el mejor.
Desde nuestro punto de vista consideramos esta acción irresponsable y de alguna manera queremos agradecer a la ayuda desinteresada que acudió a toda máquina a la llamada y que nadie le repondrá ni los litros de gasoil que invirtió, ni el dinero que eso supone.
Creemos que negarse a socorro después de pedir ayuda por radio, tendría que ser sancionado de alguna manera. Esta acción irresponsable es posible que otro día ponga en riesgo la vida de una tripulación realmente en apuros.
Finalmente estos irresponsables entraron triunfantes en puerto de Sta Maria di Leuca horas después de nosotros, remolcados por un velero, que esperamos hayan recibidos al menos las gracias. 
En los días que les tuvimos de vecinos en Leuca, no vimos ningún movimiento de algo que se pareciera a trabajos de mecánica. Habría que escuchar su versión para ser imparciales, pero en cualquier caso resulta difícil de entender.





…la llegada a Leuca fue con viento por la aleta de estribor que aunque llegaba a veces a los diez nudos resultó insuficiente para superar la corriente y el mar de fondo en dirección contraria. Motor hasta el final ·%&*^…


Faro Sta Maria de Leuca a la proa




Vista del pueblo desde nuestra popa una vez pasada la bocana del puerto.




La entrada es relativamente amplia mirando al W. Al fondo en el lado E el majestuoso faro. El pueblo prácticamente todo de blanco, a primera vista resulta de aspecto colonial y algo morisco. Hay amplios espacios entre las casas, sobretodo las más cercanas al puerto.  



Primera casa que llama la atención por babor al entrar al puerto.

...nos cuesta identificar que estilo arquitectónico es








Nos hace señales un “Mooring Man” con las amarras a punto. Detrás vienen dos barcos más pisándonos los talones, deben tener prisa por llegar. El viento ayuda y la maniobra es rápida, todos contentos. El puerto tiene una zona de amarre público entrando a estribor que ahora se encuentra en obras varias, donde puedes abarloar mientras no aparezca el oficial de la guardia costera que dice que “es muy peligroso” estar allí y te obliga a marchar. 


Amarre publico en obras entrando a estribor


El fin de semana varios barcos estuvieron allí sin ser molestados. Suponemos que porque la obra estaba parada. La peor molestia es una plataforma gigante que va cargando las piezas para reforzar el rompeolas. Obviamente el espacio debe estar libre si lo necesita.







En diciembre de 2008 hubo un gran temporal que golpeo fuertemente la zona dejando claro que el puerto no estaba suficientemente protegido de los caprichos del mar.






Una de las tantas olas que superó el rompeolas



  • Aviso a navegantes:



Vista del puerto desde el NE


El puerto en junio llega al final de la temporada media, así que el precio de tarifa que es de 38€ IVA incluido pasará a la media alta que serán 47€ y en la alta 61€ por día para 12 metros de eslora, agua y electricidad incluidos. Está todo en bastante buenas condiciones: zonas de estar bajo techo y sin paredes, con mesas y sillas de teca, máquinas expendedoras de refrescos y demás. Zona Wifi gratis por dos horas al día con bastante cobertura. Las duchas funcionan con 1€ y da agua suficiente para ducharse. Hay carros de compra para uso de los amarristas que va muy bien para ir al supermercado que está relativamente cerca. 





La gasolinera esta cerca de la bocana en buen sitio y profundidad suficiente, aunque hay una piedra que se debe tener en cuenta al acercarse al muelle. 


Gasolinera  justo entrando a babor

En los pantalanes hay cada cierta distancia mangueras de agua para uso general propiedad del puerto, equipos antincendios por todas partes. Hay una grúa travel lift para hasta 50 Tn. Una tienda de recambios básicos para motores y menaje variado de náutica pasada la zona de pescadores cruzando la calle.



tienda náutica


 En la misma calle hay tienda de equipos de pesca, salidas de buceo y por fín hemos encontrado un “ Bar del Puerto”de verdad.








El pueblo de Leuca es un sitió totalmente diferente a todo lo que habíamos visitado hasta ahora, con grandes espacios, paseo amplio junto al mar, bares y restaurantes sobre la piedra de la costa. 









Zona de solarium sobre la roca.



Las casas resultaron ser en realidad en muchos casos “villas”. No pudimos resistir la tentación de consultar a San Google y de lo que supimos os hacemos un resumen a continuación…








Leuca deriva del  griego Leukòs  que significa blanco. Fue construida por nobles ricos del sXIX, siguiendo diferentes estilos pero con la presencia de elementos comunes:
una zona ajardinada, como si fuera un parque en la parte anterior de la villa, un jardín utilizado para el cultivo de hortalizas y fruta en la parte posterior, una capilla privada, un pozo para la recogida del agua potable,un establo para los caballos y un espacio para estacionamiento de las carrozas.
Como consecuencia de la segunda guerra  mundial,muchas de estas villas fueron modificadas  al ser requisadas para acoger a refugiados y se usaron las rejas decorativas para fabricar armas. Ahora, muchas están en desuso y abandonadas.

















Visita obligada es el conjunto formado por la escalinata y  cascada monumental, el faro, y finalmente la  basílica de Sta Maria de Leuca .











La  basílica es también conocida como Basilica de De Finibus Terrae de acuerdo con antigua creencia popular según la cual la situaba en el limite de la tierra..

Construida entre 1720 y 1755





Justo al lado de la basilica encontramos el faro de Santa Maria de Leuca situado sobre la punta Meliso  y funcionando desde 1866


47 metros de alto a 60 m del nivel del mar

Y finalmente la cascada monumental, ahora seca, con su escalinata de 245 escalones, que es la parte final del recorrido del acueducto Plugiense. Puglia es una región árida y tradicionalmente sufre sequías difíciles. El acueducto fue un proyecto construido bajo el mandato de Mussolini y considerado lo único bueno que hizo por el pueblo. 






             Una vez más,volvemos a “la ruta para no seguir”. Supuestamente el siguiente paso era navegar hasta Grecia. Este paso se convierte por ahora en una estancia de casi veinte días más en el sur de Italia. Es un cambio obligado. 
La mitad de la tripulación hace días que venía padeciendo de un pequeño bulto en la encía al lado de una muela. Como no había dolor se decidió continuar adelante suponiendo que el bulto desaparecería. 
Pasaron los días y visto que el problema no remitía, acudimos a un dentista antes de que todo se hiciera más complicado de solucionar: idiomas, distancias, donde quedarnos si es necesario algún tratamiento,etc.
Volvimos a consultar San Google y el dentista más cercano escogido que estaba a unos cuatro Km de Leuca, en el pueblo de Castrignano. Parece que goza de buena reputación. Es una consulta pequeña muy bien equipada y con un equipo humano que rápidamente nos ha hecho un sitio para poder atendernos. A primera vista ya opinan que el tratamiento será largo. Después de una mejor observación y la radiografía correspondiente la conclusión es tratamiento con antibióticos una semana y tres visitas más al dentista, además de las dos que ya llevamos.
La mala noticia se hizo más llevadera gracias a que volvimos a tener la compañía de la tripulación del Lohanii, con los que pudimos pasar momentos divertidos. A partir de aquí las rutas se separan. Ellos continuarán hacia el Norte y nosotros hacia el Este.


Cava de despedida con la tripu del Lohanii. Su ruta prevista: Adriatico y Grecia. Seguro que nos vemos allí!. Serà un placer!!

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada