Translate

dilluns, 31 d’agost de 2015

DE PREVEZA A PARGA

Con la primera brisa de la mañana que volvía a soplar a favor pusimos rumbo a Preveza deshaciendo lo andado hasta ir a parar al canal marcado que nos llevaría seguros hasta mar abierto para entonces poder girar al N siguiendo la costa W de Grecia en su lado continente.
El viento sopló justo hasta media milla antes de pasar Preveza y entrar de lleno en el canal balizado. Al pasar la primera baliza de salida descubrimos que había una corriente, por suerte a favor, de unos dos nudos de velocidad. Esta nos acompañó hasta prácticamente la última baliza. 


detalle de la corriente a la izquierda de la baliza










Hay que estar atentos pues en algunos rumbos con respecto a dicha corriente el barco prácticamente va derrapando y un descuido puede llevarte fuera del recorrido correcto o contra alguna baliza. A medida que nos fuimos alejando del embudo de la salida el efecto fue disminuyendo, dejando paso a un mar de fondo cada vez más incómodo venido del SW resultado de la tormenta que escuchamos a lo lejos la noche anterior. 





El primer tercio del recorrido fue con mar de fondo llegando por la aleta de babor y golpes de brisa de direcciones diversas, así que motor y paciencia. Más tarde llegó por fin el viento mejorando nuestra velocidad y comodidad; pero el mar de fondo al parecer venido de lejos insistía y entraba prácticamente a todos los rincones de la costa E. Había que escoger el sitio mejor protegido del mar venido del W para pasar la noche lo más confortable posible.
La primera intención era parar en Bahía Fanari, pero cuando la tuvimos a las vista esta resultó bastante más abierta de lo que parecía sobre papel. Había un velero dentro que se movía con cierta alegría. 




Los pocos barcos que vimos, navegaban rumbo S de cala en cala o rumbo W para buscar refugio en la costa E de Paxos y Antipaxos que están a unas 10 millas. Tampoco era tanto mar, así que algo encontraríamos!



La siguiente bahía era Ioannou. Esta queríamos verla pues tiene una particularidad interesante, un manantial de agua dulce dentro del mar. Casi la pasamos de largo porque parecía también muy abierta al S y ligeramente al W. Es una bahía bastante amplia. Volvimos sobre el papel y el plotter y descubrimos que había un rincón que podía servir. Media vuelta, entramos en la bahía y esto fue lo que encontramos…




Una cala que al principio parecía pequeña, una vez acomodados pudimos ver que había sitio para varios barcos si todos echaban el ancla y se ataban a tierra. Es increíble como varían las medidas según la perspectiva. Tampoco parece la misma distancia a medio día que al atardecer o al anochecer. Nunca dejamos de sorprendernos.

También comprobamos que la posición GPS estaba desplazada unos 50 o 60 m, pues según se veía en el plotter el barco nos había quedado muy bien aparcado entre los matojos que teníamos detrás . En lo siguiente habrá que dejar resguardo en las aproximaciones que necesiten el uso del GPS. Hasta ahora había sido bastante fiel a la realidad.


Cala Skouliki, protegida prácticamente de todos los vientos en la Bahía de Ioannou

Con tal lujo no pudimos hacer menos que una escala de dos días. Al día siguiente ya no estábamos solos, pero continuaba siendo un sitio de postal. La bahía acaba en una pequeña playa de arena y canto rodado en la siguiente cala, con un bar a la sombra de unos olivos posiblemente centenarios que al menos visitamos una vez.




Tambien visitamos la atracción estrella, un chorro de agua dulce que llega a la superficie venido desde unos 30 metros de profundidad. Cuenta la leyenda popular que en la antigüedad los barcos venían aquí a abastecerse de agua dulce. No hay pruebas, pero viendo la cantidad de agua que llega arriba, tal vez por medio de algún artilugio fuera posible.


“Manantial de agua dulce”


Next Port Parga…

Continuamos en dirección N y nos marcamos como siguiente parada Parga. Una vez llegados delante del pueblo a pesar de que el entorno era bastante atractivo no había suficiente   espacio para echar ancla y dejar paso a Ferris, Taxis y otras embarcaciones que entran y salen del pequeño puerto. Además el agua no estaba muy limpia. La mejor opción es  fondear al otro lado del castillo, en el lado N. 





El fondeo de Parga en la bahía de Valtou, está delante de una gran playa con todo tipo de detalles para el turismo de verano. Sombrillas, tumbonas, bares, restaurantes, villas y una gran variedad de atracciones acuáticas…


bahía de Valtou vista desde el Este



detalle: al fondo puerto público prácticamente vacío.



La gran playa acaba en su lado W en un pequeño puerto público, que si se utiliza también por el lado que da a la arena caben muchos barcos. Todos echando ancla y pasando cabos a tierra.





El entorno y el pueblo de Parga a lo lejos compensaba un poco el constante paso de lanchas en el fondeo. Hay una gran piedra con los restos de un castillo arriba que separan la playa y la zona de fondeo del pueblo. Unas lanchas que hacen de taxi salen desde la playa y van hasta el paseo del pueblo por 2€ por persona. Hay una barca que se dedica casi exclusivamente a dar viajes llevando gente de los barcos del puerto y los fondeados al pueblo y viceversa, también por 2€ por viaje. Nosotros bajamos hasta el rincón NE de la playa donde dejamos nuestra barca auxiliar y atravesamos por dentro del pueblo, así lo pudimos ver también desde arriba y de paso nos ahorramos 8€ para helados... La verdad es que a los barqueros no les faltaba trabajo.




Medio día, comienza la hora punta...

... de vuelta a Parga a descansar... a la noche todo vuelve a empezar. 



subida hacia el pueblo... hora de la visita las 12 de la mañana como es habitual !!!
vista de Parga desde el castillo  


detalle de la Iglesia de isla Panayía frente a Parga





Next Port....de vuelta a Tricase...

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada